A fecha de 28 de marzo de 2015, la administración concursal señaló que todavía no habían reclamado las deudas un total de 77 compradores que adelantaron dinero para la compra de viviendas del Intempo,78​ que la mercantil contaba con once cuentas corrientes en cuatro entidades bancarias, todas ellas con saldo cero, y que la colaboración por parte de la concursada había sido nula.78​ Además, se sospechaba «si los 130 millones de euros de financiación que recibió Olga Urbana se destinaron por completo a la construcción del edificio o si pudo desviarse una parte a otros fines».79​ En palabras de Magdaleno, «la sociedad ni se ha personado en el concurso, las oficinas sociales no existen y la única documentación a la que he tenido acceso es la que pude conseguir en una caseta de ventas y poco más. Si le añades el cierre del Registro Mercantil por no presentación de las cuentas desde hace años, ya te da indicios de cómo ha sido gestionada».79​
Tras su construcción, los promotores del edificio fueron demandados por una serie de deficiencias en las calidades y acabados del edificio,7​ así como problemas serios que impedían la correcta habitabilidad del edificio, como la falta de presión para que el agua llegara a las últimas plantas, inundaciones en los garajes, roturas y fugas de agua en las viviendas con las consiguientes inundaciones, o numerosas humedades.8​ La comunidad de propietarios de Torre Lúgano exigió a Bankia Habitat (inmobiliaria de Bankia, que sucedió a Bancaja) una indemnización de 28,2 millones de euros alegando vicios en la construcción; cantidad que, según documentos de la entidad, supera los costes de construcción del edificio.9​ Entre otros asuntos, denuncian que en vez enlucir la fachada con cemento blanco, el rascacielos está pintado de blanco o que no existe el ascensor panorámico proyectado, lo que permitió al promotor ganar espacio y construir más viviendas.10​ Finalmente, en 2014, retiraron la demanda a cambio de que la comunidad reciba finalmente del promotor 890.000 euros y de que la empresa libere otros más de 600.000 que iba consignando notarialmente para afrontar los gastos comunitarios generados por la propiedad de los apartamentos que todavía no ha vendido.6​ Actualmente el funcionamiento del edificio prácticamente está normalizado y va recuperando poco a poco el estado que debió haber presentado desde el principio.6​

El 24 de junio de 2011, trece trabajadores resultaron heridos debido a la caída de un montacargas desde el décimo piso,45​46​47​ sin lamentar mayores consecuencias debido a que se activó el sistema de frenado de emergencia a tiempo.48​ El montacargas había sido revisado por la mañana por varios técnicos y había estado funcionando sin problemas a lo largo de la jornada.49​

Cual es la diferencia entre la tuberia y el embudo

×